Aunque tu vida es tuya, no es gratis.

Aunque tu vida es tuya, no es gratis.



Uno es lo que es hoy como consecuencia de las decisiones que tomó ayer, decía Virginia Satir. Por consiguiente si quiero ser una persona diferente mañana, añado yo, he de vigilar las decisiones que tomo hoy.



Cada decisión es el resultado de cómo manejamos nuestras creencias que dan paso a nuestros hábitos y comportamientos. Uno no cambia si no gana nada con ello, es cierto, por eso es interesante que nos entrenemos en visualizar un futuro mejor para emprender las mejoras ahora en el presente. Como los deportistas que visualizan como alcanzar su próximo record.



Claro que hay quien es ciego porque no quiere ver, (y menos visualizar). Por ejemplo, en cierta ocasión a un hombre que jugaba mucho al terrorismo emocional , que llevaba siempre cargadas sus armas de destrucción masiva y que disparaba con mucha frecuencia, sobre todo contra las personas que más le querían, le oí decir, que para qué iba a cambiar, que solamente lo haría cuando supiera con certeza lo que iba a ganar con ello.



Esa respuesta me llamó la atención sobre todo cuando presté atención a las presuposiciones que de ahí se desprendían:



a) Si no veía lo que iba a ganar con el cambio quiere decir que estando como estaba ganaba más.(Aunque sufriera con ello, e hiciera sufrir a los suyos)



b) Si tanto estaba ganando sin cambiar quiere decir que las personas que sufrían sus arrebatos le facilitaban eso que estaba obteniendo, tolerando y consentiendo que se mantuviera con su actitud de humillación y sometimiento contra ellas mismas.

Esto me llevó a una conclusión: cuando las personas consentimos que los otros se pasen de rosca con nosotros, no solamente contribuimos al problema sino que formamos parte del problema.

Y yo me pregunto ¿a quién le gusta formar parte de problema alguno? ¡Es absurdo!!!. Entre otras cosas porque si uno forma parte de algún problema puede ser la diana de otros muchos. ¡Puafff!!. Aunque ciertamente hay gente que prefieren ser problema a ser ignorados...haberlos, haylos.



Así pues, la vida nos pertenece, aunque hemos de ganarla , y claro para ganar algo ese algo ha de ser muy valioso ¿no?, entonces, es a lo que voy, hemos de hacer que nuestra vida sea valiosa, pues el hecho de que nos pertenezca no significa que sea gratuita, -que no valga nada-, por consiguiente hay que estar revalorizándola continuamente. ¿Cómo?, dando lo mejor de uno mismo en la medida que uno decida dar, esa medida la pone cadacual en función de lo comprometido que está con su propia vida.



Damos lo mejor de nosotros mismos cuando afrontamos desafíos y proponerse cambiar para ser mejor persona y hacer que tu vida funcione como la mejor vida que uno puede desear, es uno de los más importantes. Hablar de cambio es promoverlo, y callar el problema es conformismo. Dicen que todos quieren el cambio pero que nadie quiere cambiar, no se llega a entender que pudiendo llegar a ser un duro trabajo, y tal vez por eso, da un sin fin de satisfacciones, pues partiendo de su propia realidad, tal vez un poco precaria, uno consigue con sus sueños, sus deseos y esperanzas todo lo que le ennoblece y dignifica que es dignificar a las personas que le rodean y le quieren bien. No hay limitaciones porque hay soluciones para salvarlas.



Todo lo que está bien es susceptible de mejora y para conseguir una vida de la cual uno se sientas orgullos@ de vivir hay que saber decir "no" a lo bueno para decir "si" a lo mejor. ¿Para qué conformarse con menos???



Trata a un hombre como lo que es y lo seguirá siendo, trátalo como puede llegar a ser y lo será, dice el filósofo, empezando por uno mismo, añado.



María A.Clavel





























Entradas populares

Páginas vistas en total

jueves, 6 de noviembre de 2008

Para divertirse

Este es un espacio para divertirse, para compartir, para contar historias... y para sacar lo mejor de mi, que pueda expresar a partir de unas palabras bien intencionadas o ... no tanto... Porque a veces ser buena... es tan aburrido...

Decía Jung que prefería ser completo que perfecto. La perfección es un concepto rígido, parece que ya no le cabe nada más; como es perfecto ya no es necesario investigar más para mejorarlo, ¡es perfecto y punto!.

Hay personas que se las dan de perfectas cuando dicen algo así: "para no hacerlo bien, no lo hago", con lo cual se acostumbran a no hacer nunca nada, no se arriesga a equivocarse a "meter la pata" (sino se pondría en evidencia su no-perfección) y se priva de la riqueza de experiencias que trae consigo el aprendizaje por ensayo-error.

Ser completo significa aceptarse todas sus facetas que lo definen como un ser en proceso permanente de evolución: alegría/tristeza, valentía/cobardía, belleza/fealdad, simpatía/antipatía, activo/perezoso...Tratando un equilibrio entre ambas y que ninguna de ellas domine tu vida, como una forma de vivir, flexibiliza y sé lo que deseas ser en cada momento y contexto.

Por eso os invito a que empeceís a reiros de vosotros mismos, tomaros en serio lo que haceís y con sentido del humor lo que sois.
Lo que hacemos no es lo que somos. Somos más grandes que lo que hacemos. Somos la persona más importante de nuestra vida sin la cual no podemos vivir, y por tanto nos interesa llevarnos bien con nosotros mismos y establecer una relación de alegría y humor.

Saludos alegres amig@s

2 comentarios:

Artemisa dijo...

Pues sí.. porque para quedarse en casa viendo la televisión... más vale salir a la calle y observar... y divertirse... y a veces... se mala... para sobretodo, poderlo contar después.

GonzoTBA dijo...

Excelente.

Voy a tu clase pero no te diré quién soy. A cambio, me suscribo a tu blog y lo seguiré con detenimiento.

;-)